Este es el último post de una serie de cinco que empezó aquí, donde explicamos el porqué de estos títulos tan curiosos.

En este último os proponemos una original distribución de las botellas en nuestra bodega, pero que también podemos aplicar en la cocina o cualquier pequeño cuarto que usemos como bodega, ya que esta propuesta no ocupa prácticamente espacio. Recomendaría de usar esta decoración hasta con las bodegas con más espacio, como la de la foto, ya que nos permitiría movernos libremente e incluso incorporar algún pequeño mueble.

Espero que hayáis disfrutado de estas cinco últimas entradas con unas propuestas sencillas pero originales y divertidas, y sobretodo fáciles de llevar a la práctica.

Comparte esta página: