En la ropa y la decoración las modas van para volver unos años después, con más fuerza,nuevas ideas, renovadas y regeneradas. Ahora, desde el siglo 19 vuelven las baldosas hidráulicas.

Este tipo de baldosas de cemento pigmentado es característicos por su colorido y la gran diversidad de diseños que tienen. Estuvieron muy de moda en Barcelona durante la época del modernismo. Es de los pocos azulejos que se fabrican a mano, mediante un molde donde el artesano coloca los colores para crear el diseño.

La recuperación de viviendas antiguas, reparando y restaurando suelos y paredes, han salido a la luz antiguas instalaciones realizadas con baldosas hidráulicas. Estos azulejos dan a la vivienda un toque modernista y le otorga personalidad. Ahora se vuelven a fabricar estas baldosas con diseños clásicos pero también con nuevos estilos más acordes con nuestros tiempos, usándolos en paredes o suelos.

Pero la gente a veces, suele ser un poco reacia cuando llega la hora de escogerlos, principalmente por temor a aburrirse o cansarse, ya que la visión continua de un suelo tan llamativo suele provocar ese efecto, ya que está claro que algunos diseños llaman mucho la atención en casi cualquier estancia o habitación de la casa, marcando la decoración ambiental. Si ese es tu caso, puedes usarlas como un elemento complementario a la decoración, usándolas en una distribución que parezcan alfombras, como la imagen que corona este post. En este ejemplo las encontramos en un salón de un restaurante, pero podemos crear el mismo efecto en un pasillo, baño, cocina, …, cualquier lugar es bueno para colocarlas y dar personalidad a un espacio.

¿Que opináis de estos “nuevos” suelos tan llamativos?

Comparte esta página: