Este proyecto de casa en Crespià, Girona consigue modernizar espacios y mantener a la vez el aire rústico y algunos elementos antiguos de la família.
La casa transmite calidez y confortabilidad tanto en verano como en invierno.
Convive el mobiliario tradicional con algunas piezas de diseño.
En cocina y algunas habitaciones se han construido cierres de madera y policarbonato iluminados.

Podéis encontrar más información del estudio y del proyecto en la web http://www.dromliving.com/

Comparte esta página: