Desde el boom de la construcción en los años anteriores a la crisis, en Isolana hemos podido observar un aumento de un tipo de publicidad que engaña, despista o confunde al consumidor final. Principalmente esto sucede cuando se combinan los términos de parquet, parqué o tarima y lo asocian a la palabra laminado. Los términos resultantes son parquet laminado, tarima laminada o tarima flotante, pero si investigamos un poco y navegamos por las webs de los fabricantes, veremos que ninguno de ellos se refiere a sus productos con estos términos, ya que todos ellos están sujetos a normas europeas que definen estos tipos de suelos.

Existe una gran confusión entre el consumidor final de cada uno de los productos, y como éstos son de distintos materiales y calidades haremos antes una pequeña explicación para aclarar términos y luego pasar a los precios.

Parquet o parqué

Las dos palabras parquet o parqué definen el mismo producto que son los suelos sujetos a la norma UNE 13756 que se definen así:

Revestimiento de suelo de madera con una capa superior de grosor de 2,5 mm. mínimo antes de su colocación

Son suelos de madera, pero sólo los que tengan una capa de madera como acabado superior, el que vemos, con un grosor mínimo de 2,5 mm.

Suelo laminado

Los suelos laminados no pueden usar el término parquet, ya que están sujetos a la Norma UNE-EN 13329 que especifica que este tipo de pavimento tiene que tener una capa superior (o de desgaste) hecha de una o más capas de un material fibroso, en muchos casos de un papel que esta combinado con una resina conocida como melamina, no de madera.

Términos mal usados que confunden a los consumidores:

Parquet laminado

Este producto es un suelo laminado (mirar definición anterior) que simula la madera, el término parquet en este caso es engañoso y está mal aplicado, ya que la madera – en su acabado superior – brilla por su ausencia. La gente compra un producto de diferente calidad y prestaciones, distinto al que querían. Este material, por ejemplo, no se puede lijar.

Tarima flotante

Los dos términos son dos sistemas de instalación distintos. Las tarimas hacen referencia a los suelos de madera que se instalan sobre rastreles. Por otro lado flotante es cuando la instalación se apoya sobre el suelo de manera continua, pero no está pegada ni adherida de ninguna forma.

Tarima laminada

En las explicaciones anteriores podemos ver que es incompatible el uso de estos dos términos de forma conjunta, ya que el sistema de instalación de una tarima no se puede usar en los suelos laminados.

Parquet flotante laminado

En este caso, lo mismo, parquet y laminado son productos distintos, pero sí que se suele instalar un suelo de madera de forma flotante, es decir, apoyado sobre el suelo de forma contínua sin colas ni fijaciones..

Precios de los suelos de madera y parquet

Estos precios son únicamente del material, no incluyen la mano de obra. En este caso los instaladores de parquet para oficinas, viviendas, promociones de obra nueva, para pisos en Sant Cugat, Madrid, Barcelona, Sevilla, … los podemos encontrar en toda la península.

Puedes consultar los precios del parquet en nuestra tarifa de precios o en nuestra tienda online (en esta última no están todos los productos ni precios).

Fuente: Federación Española de Pavimentos de Madera

Comparte esta página: