Acabo de descubrir – veo que estoy más verde de lo que pensaba – que los lavabos de toda la vida, donde nos lavamos la cara y las manos, tienen la siguiente clasificación :

  • Bajo encimera
  • Encimera
  • Murales
  • Sobre encimera
  • Sobre mueble
  • Semiempotrados

Aunque pueda parecer baladí, esta nomenclatura ayuda a hacernos una idea visual muy rápida de lo que queremos y de lo que quedaría bien en el baño que queremos reformar.

Como una imagen vale más que mil palabras, os voy a mostrar un ejemplo de cada uno de estos tipos de lavabos y nos quedará todo mucho más claro.

Bajo encimera

Como podemos ver en la imagen, es cuando el lavamanos (la totalidad de él) se encuentra situado por debajo de la encimera.

Encimera

En este caso, el lavamanos está incrustado en la encimera sobresaliendo por encima y una parte por debajo. Es la instalación más clásica de todas.

Murales

La instalación más minimalista de todas. El lavamanos va directamente colgado de la pared.

Sobre encimera

Mi opción preferida, incluido el modelo de la foto, de Gala. El nombre ya define su principal característica.

Sobre mueble

Los sobre-muebles consiguen una perfecta integración con el mueble. Muy modernos.

Semiempotrados

En este podemos ver como sobresalen los lavabos de sus respectivas encimeras.

Para los más manitas, os he dejado un enlace en algunos de estos lavabos por si queréis comprar alguno e instalarlo vosotros mismos. Por mi parte me ha gustado mucho la sobre encimera de la casa Gala ya que quedaría muy bien en mi baño.

Hay que tener en cuenta, que casi nunca está incluida la grifería en el precio de venta de estos lavabos.

Comparte esta página: