SISTEMA ANTILEGIONELA

Por fin salud, tecnología y belleza se unen en forma de grifería.

Las bacterias acumuladas en los conductos de agua provocan múltiples infecciones y problemas alérgicos en la piel.

Sólo GRB ha sido capaz de diseñar un termostático con un revolucionario sistema que evacúa de manera sencilla y cómoda el agua acumulada en la ducha.

De este modo se consigue dificultar el desarrollo de cualquier tipo de bacteria.

 

Sistema antibacteriano que mira por tu salud y la de tu familia evitando la aparición de legionela en la ducha (especialmente en largas estancias fuera del hogar).

Estrenarás el agua en cada ducha, evitando que al inicio de la ducha, caíga el agua fría y estancada del anterior uso.

Evita 100% el goteo de la ducha tras su uso.

Gracias al sistema GRB Dry , la mampara no se volverá a ensuciar tras la ducha.

Sistema silencioso, al evitar los molestos ruidos de goteo tras la ducha.

Podrás tener tu columna con sistema GRB Dry sin un gran coste añadido respecto al resto de columnas.

Producto con patente internacional.

La Legionella crece en agua a temperaturas comprendidas entre 20 °C y 50 °C, con un desarrollo óptimo entre 35 °C y 45 °C. Por debajo de los 20 °C permanece latente, sin multiplicarse, y no sobrevive por encima de los 60 °C.

La enfermedad del legionario, como la bautizó rápidamente la prensa, supuso un reto para los investigadores. Pero no fue hasta el año siguiente cuando el Centro de Control de Enfermedades (CDC Center for Disease Control) identificó al agente causal denominándolo Legionella pneumophila. El descubrimiento puso en marcha diversos estudios retrospectivos mediante los cuales se pudieron atribuir al nuevo agente los casos de brotes neumónicos ocurridos en décadas anteriores y que todavía permanecían inexplicados.

El nuevo agente resultó ser una bacteria Gram negativa de forma bacilar, ubicuo en medios acuáticos naturales, lagos, ríos, arroyos, lodos, etc.; que también sobrevive en pequeñas cantidades en los sistemas potabilizadores de agua, pudiendo ser transportada conella a los edificios donde puede colonizar las instalaciones de suministro de agua y los sistemas de acondicionamiento del aire.

La Legionella crece en agua a temperaturas comprendidas entre 20 °C y 50 °C, con un desarrollo óptimo entre 35 °C y 45 °C. Por debajo de los 20 °C permanece latente, sin multiplicarse, y no sobrevive por encima de los 60 °C.

¿Cómo funciona?

Tan sencillo, como que en el mismo acto de cerrar el grifo, automáticamente se vaciará de agua evitando así la aparición de bacterias debido al agua estancada.

GRB Dry es la única columna termostática con sistema de vaciado de agua certificada por Aenor.

¿Sabías que…?

Un estudio concluyó que “era más importante el estancamiento del agua que la concentración de cloro o la temperatura en la proliferación de la bacteria”.

 

 

Comparte esta página: