Preparación de la pared

Antes de empezar a colocar el papel pintado es importante desconectar la corriente general, por motivos de seguridad.

Casi ninguna vivienda tiene esquinas que sean perfectamente verticales. Por lo que se debe usar una plomada para trazar una marca de referencia para colocar la primera tira de cada pared para que el empapelado quede bien recto. La verticalidad de la primera tira es la que marcará todas las demás.

Recubre con el papel los interruptores o enchufes pero antes recuerda quitar retirar las protecciones de estos. Corta en cruz el papel que cubre los interruptores y limpia la cola que pueda haberse adherido al mismo. Una vez seco el papel, corta la parte que cubre los enchufes con un cútter.

Empapela las aberturas de puertas siempre comenzando por uno de los laterales. Corte el papel pintado a la medida del marco. Corta un trozo para la zona superior de la puerta atendiendo a que coincida el estampado del papel con las otras tiras. Seguidamente coloca la siguiente tira completa sobre la puerta con un pequeño excedente de longitud y córtala a la medida del marco con un cútter.

Los marcos de ventana también se empapelan siempre comenzando por uno de los lados. Sin embargo, la tira no debe ajustarse al borde del hueco de la ventana, sino que debe sobresalir en la medida suficiente para cubrir la profundidad del marco y un poquito más. Corta los excedentes en las partes superior e inferior, pliega el papel hacia dentro del hueco y córtalo a la medida del borde de la ventana. Corta el trozo superior a la ventana dejando un sobrante. En la parte superior de la ventana, corta a medida un trozo de tira de longitud suficiente para cubrir la profundidad del marco, colócalo sobre la ventana atendiendo al estampado del papel de manera que cubra el saliente. Utiliza un cútter para cortar ambos bordes de la tira vertical de manera que acabe precisamente en la esquina del marco. Una vez retirado el recorte situado bajo la unión, corta la tira a una longitud aproximada, dejando que sobre un poco de papel, dóblelo hacia adentro, en el hueco, presiónalo y córtalo a la medida de la ventana con un cútter. Aplica las demás tiras teniendo en cuenta que coincida el estampado. Corta limpiamente las aberturas para la correa de la persiana de manera que los bordes de corte queden cubiertos posteriormente por el embellecedor.

En el caso de los arcos se colocan primero las tiras situadas junto y sobre el arco dejando un sobrante de 2-3 cms. Practica varios cortes en la longitud sobresaliente, dobla los diferentes fragmentos y pégalos al arco. Para conseguir uniones limpias, especialmente con papeles estampados, utiliza para las esquinas, listones perfilados adaptándolos previamente a cada arco. De esta forma, la separación entre los patrones que forzosamente no pueden coincidir, será estéticamente correcta.

La zonas de unión entre papel pintado y objetos sanitarios (Por ej. lavabos, bañeras, etc): Corta el papel pintado con una tijera dejando un sobrante, presiónalo y seguidamente córtalo utilizando un cútter y una espátula como guía para adaptarlo al objeto.
Los objetos sanitarios pueden provocar filtraciones de humedad a través del borde limítrofe del papel. Deberás sellar estas zonas con un material elástico de junta especial (tipo silicona).

En caso de encontrar tuberías, corta el papel pintado a la longitud conveniente y adáptalo a la zona del tubo plegándolo en estrella. Una vez presionado podrás cortar con precisión alrededor del tubo con un cútter.

Mientras se seca el papel recién colocado, evita la presencia de corrientes de aire y calefacción excesiva, ya que un secado demasiado rápido aumenta las tensiones en el papel llegando a abrir las uniones. La temperatura debe encontrarse alrededor de 18 ºC.

Comparte esta página: